La música contemporánea en el cine
03/25/13
Cine

LA MÚSICA CONTEMPORÁNEA EN EL CINE

Lo que llamamos música contemporánea culta no ha sido mayoritariamente utilizada en el cine. Quizá haya sido porque su estética atonal, no melódica, aún se encuentra muy alejada del espectador o del oyente, que hoy día la sigue percibiendo como algo extraño, perturbador en ocasiones. Aún hoy en día nos causa una extrañeza tal que es difícil que pase desapercibida como simple hilo musical de una escena cinematográfica. Sin embargo, es esto mismo lo que le confiere un extraordinario poder de sugestión y evocación.

El uso de bloques musicales que no contengan frases melódicas, sino sonidos y estructuras armónicas que estén en consonancia con la imagen siempre ha estado presente en el cine, especialmente reservado a secuencias que necesitaban un subrayado sonoro en plena fusión con la banda de ruidos.    Y en esto la música de vanguardia es la reina: posee una inmensa capacidad para manipular las propiedades perceptuales de los sonido: juega con la línea divisoria entre efectos sonoros y música.

La música serial, concreta o electroacústica ha sido normalmente asociada a determinados géneros o tipos de películas como la ciencia-ficción, el terror, el suspense, las películas de serie B, el cine negro posmoderno o estilos o movimientos cinematográficos alternativos o determinados autores (Michelangelo Antonioni o Stanley Kubrick, especialmente apasionados por este tipo de música).

Escuchamos por ejemplo Lux Aeterna de Ligeti en “2001, Una Odisea  en el Espacio” (Kubrick).

Kubrick volvió a usar este tipo de música de nuevo en Eyes wide Shut (1999), como en esta escena con Musica Ricercata de Ligeti.

Sin embargo, en mi experiencia como espectadora y oyente, esta música de vanguardia funciona excepcionalmente bien en el cine de terror. Los sentimientos de miedo y angustia ante lo desconocido o amenazante son más vívidos cuando van acompañados de un paisaje sonoro inestable, sin contornos claros, sin una melodía reconocible, con estridencias que en ocasiones nos sobresaltan y despiertan nuestro estado de alerta ante lo amenazante.

Tal es la asociación de la música de vanguardia con el cine de terror, que piezas como Polymorphia y Kanon de Penderecki aparecen en otra película de terror de culto: El exorcista, de William Friedkin (1973).

Write a comment

Name *

E-mail *

Website

Message *

0 Comments

There are no comments yet.