Incuestionables Pájaros Afines que Vuelven a Casa

 

Pájaro Jack, teloneros Brío Afín
Teatro Alhambra
Sábado 16 de Febrero 2013
Aforo casi completo

La vuelta a casa marca el fin de la mini-gira que ha llevado a los granadinos Pájaro Jack junto a sus teloneros leales Brío Afín.

El teatro cerraba sus puertas con un margen de diez minutos para los más aletargados entre cerveza y tapa, entre el qué me pongo o el si nunca empieza a su hora. Y es que como en cualquier evento que se precie en este tipo de salas o teatros, el horario no es flexible y poco margen hay de error para los que se toman su tiempo antes de ir a los conciertos.

Si bien es cierto que nos han acostumbrado mal, las prisas corrían como tweets por la red, el concierto estaba a punto de comenzar. Y las circunstancias quisieron que yo fuese una de las pocas que se quitó el abrigo con las luces a medio apagar…pero esa no es la cuestión.

El escenario dispuesto con una coreografía casi perfecta de instrumentos en semicírculo dibujaba el cuadro. En el centro la batería que descansaba sobre una alfombra, guitarras apoyadas sobre sus pies,  luces tenues y cálidas y dos micrófonos adelantados que esperaban la llegada del dúo musical Brío Afín. Previsión escénica que por otro lado nos dejó con diez magníficos minutos de espera en el cambio de grupo….aunque esa tampoco sea la cuestión.

Presenta en solitario Fran Ocete acompañado de aplausos y una guitarra una canción con un sonido descaradamente folk que me recuerda a artistas ya consagrados. Canciones de estrofas largas y de rica semántica que absorben la atención. Para el segundo tema sale a escena con su eléctrica el joven Chesco Ruíz y así se completa la formación.

La tercera canción titulada “El camino de los hombres” se la dedica el cantante a su abuelo presente entre el público. Gratitud a su familia que en ocasiones parecemos todos por la cercanía de sus palabras. Entre la penumbra de la sala, el público interactúa de una manera muy cercana con el dúo: habla y comenta, ríe y aplaude, sonríe y calla.

Continúan con una canción presentada como “La alegría” donde Fran destaca la propia alegría como lo que, en resumidas cuentas, vamos a escuchar. Y como versión la mezcla entre “Fiesta” de Serrat con “Desolation” de Bob Dylan…ahí lo llevas Lorena!!! Y sorpresa…funcionó!!! Una extraña versión de lo que puede ser jugar con dos espectros musicales tan distintos…aunque esa siga sin ser la cuestión.

Hoy Brío Afín vienen a hacer canciones nuevas, porque les apetece, pero también van completar su setlist con canciones de su EP reciente titulado A la fuerza no es natural (Fusible Estudio, Octubre 2012). Así pues, presentan sus dos últimos temas como los cortes 4 o 5. Es decir “Carne de avestruz” y “Un segundo”. Si sentís curiosidad de saber cómo suenan pincha aquí y descárgate sus canciones.

El registro vocal del cantante es muy reducido. Bien es cierto que lo suyo no son los agudos, su voz se sostiene mejor en registros medios y grave. Buenos músicos con muchas ganas de expresar y disfrutar (cada uno a su modo) en el escenario durante sus 35 minutos de actuación. Echo de menos los toques de viento madera que incluye en el EP…pero esa sigue sin ser la cuestión!

Cambio rapidísimo y a escena antes de las 22h se presentan al completo, los nuevos y los antiguos, Pájaro Jack en todo su esplendor.

Un regalo en forma de EP llegó con Canciones de Invierno (Pájaro Jack Diciembre 2012) y su primer corte titulado “James Blues” para abrir el concierto. Acogida cálida por parte del público en forma de aplausos y comentarios de valientes en la sombra.

Seguidamente “Anikuni” y “Todo está cambiando”, canciones extraídas de su primer LP Pájaro Jack (2012) con el que han girado por las salas. La realidad supera mi audición: coros acertadísimos a tres micros, letras sencillas, la imaginación vuela a otra realidad geográfica con sabor español gracias a esa música folk tan arraigada en otras orillas…

No hay prisas y eso se agradece, así que comienzan las anécdotas. La primera muy simpática sobre la grabación peligrosa motrileña, con unos jóvenes que trabajaron en el campo para poder grabar el EP En los días de calor (2011)…la canción es “Psicodelia avanzando” y eso que todavía no hemos llegado a la cuestión, aunque ya haya germinado.

Pero la actuación sí que avanza… Nos encontramos cómodos en las butacas escuchando el concierto pasar por nuestros oídos.  No hay descanso entre la versión de “Cecilia” de Simon y Ganfunel y “Líneas de luz” (Canciones de invierno 12) una anécdota acerca del hombre del tronco&trueque y una historia sobra el regalo navideño Canciones de invierno.

La recta final determinada con temas extraídos de Pájaro Jack como “Te buscan” o “Solo había fe”, la cual no suelen meter en el directo y sin embargo hoy la rescatan para ofrecerla en todo su riqueza. Quizás comenzáis a saborear la cuestión…todavía no?? Bueno continúo…

Parada obligada. Una historia divertida sobre música y deporte, graciosa en su justa medida que cuenta una situación que se tatúa en nuestra imaginación… De porqué elegí ser músico y no futbolista por el hombre orquesta Dani (cantante de Analógica) la titularía yo. Otra versión, esta vez con sabor ibérico de “Lobo hombre en París” incluida en Canciones de invierno y la solemne “Si mañana llueve” rescatada de su primer trabajo En los días de calor e incluida en Pájaro Jack.

Y continúa con una canción huérfana de nombre “Canción nueva” cantada a pie de escenario, dedicada al batería el cual deja el grupo siendo ésta su última actuación. Momento en el que pierdes el tiempo por culpa de una bonita canción desenchufada y sin más sentido que la de emocionar. ¿Habéis pillado ya la cuestión?

“Desde el tren” dedicada con especial cariño y mención a los teloneros Brío Afín, donde la complicidad entre los músicos es más que evidente a estas alturas, donde los coros suenan empastados, donde su batería emocionado (durante todo el concierto si me lo permites) se vuelca en expresar mediante sus ritmos, donde la voz sube hacia lo más alto. Esto es el Boceto de la cuestión.

Y cerrando el concierto los temas: “Las luces”, “Árbol gris” y “Esa sensación” donde fluye tanta energía en el crescendo final que una batería cae derrotada y los aplausos liberan toda las emociones contenidas durante casi esta hora. Ahora sí que hay una verdadera cuestión.

La cuestión es la buena música en directo y de creer en el trabajo como soporte de los buenos resultados. De ser profesionales; de currarse unas letras, una música y unos coros. Hacer partícipes al público y transmitir que nosotros también formábamos parte de su pequeña familia. La producción propia y el mimo con el que se trata a cada canción. Las ganas de transmitir sentimientos, la humildad, la gratitud…

La cuestión de haber sido catapultados por premios y festivales de renombre y volver a casa con un disco lleno de buenas canciones y de un sonido bello incuestionable.

Esa es la cuestión y no los satélites que mueven últimamente a la música a definirse con otras cuestiones absurdas.

La cuestión es Pájaro Jack.
Me gustaría dedicar esta crónica a todas mis amigas y amigos que últimamente han estado presentes-pendientes de mi en estos días… A mi familia por quererme y haberme educado de esta manera y no de cualquier otra. A todos los que me han hecho sonreír y reír.
Porque la música es mi profesión y está por encima de muchas cuestiones, pero si no la puedes vivir con los que quieres… ¿de qué te sirve? Gracias a todos, gracias a vosotras, gracias a ti.

Crónica y fotos: Lorena GR (@Lorena_vla)

Write a comment

Name *

E-mail *

Website

Message *

0 Comments

There are no comments yet.